miércoles, 11 de agosto de 2010

Dulce armonia...

La armonía es una hermosa fruta.
Tiene un dulce sabor,
pues cuando estoy
en un entorno armónico,
no hay temor de ser quien soy y así puede
crecer más rápido.
Tiene un bello color,
pues todos los que ven un
ambiente en armonía se quedan encantados con eso.
Pero, como toda fruta,
es necesario sembrar y cuidar el árbol que lo genera.
La armonía no
surge de repente,
sino que es un trabajo intenso de tolerancia y
respeto,
junto con el agua del amor puro.

1 comentario:

  1. Te deseo que la semana que amanece te sea portadora de buenos momentos.

    Cariños
    .
    .
    "No se llega al alba sino por el sendero de la noche."

    Khalil Gibrán

    ResponderEliminar