sábado, 30 de enero de 2010

Para pensar...


Cuando cortas una flor para ti, comienzas a perderla...
porque marchitará en tus manos y no se hará semilla para otras primaveras.


Cuando aprisionas un pájaro para ti, comienzas a perderlo...
Porque ya no cantará para ti en el bosque ni criará otros pichones en su nido.


Cuando guardas tu dinero comienzas a perderlo...
porque el dinero no vale por si, sinó por lo que con él se puede hacer.


Cuando no arriesgas tu libertad para tenerla, comienzas a perderla...
porque la libertad que tienes se confirma cuando decides y eliges.


Cuando no dejas partir a tu hijo hácia la vida, comienzas a perderlo...
porque nunca lo verás volver a ti, libre y maduro.


Recuerda siempre : No existe precio por la Libertad , .
Pero si, una bellísima recompensa para quien la utiliza con grandeza de alma ...


Tener para siempre , junto a ti la Fidelidad de aquellos que libres de los grillos ,...
se complacen en ser tus eternos admiradores !


Quien Ama ... Libera con la seguridad de la vuelta espontânea al abrigo !
Aprende en el camino de la vida

la paradójica lección de la experiencia:

Siempre ganas lo que dejas
y pierdes lo que retienes...

(gracias Grace)

4 comentarios:

  1. Hermoso y de ser leido reflexionandolo a ver si realmente lo realizamos.

    Cuando no dejas partir a tu hijo hácia la vida, comienzas a perderlo...
    porque nunca lo verás volver a ti, libre y maduro.

    Este me parece fenomenal, DOY FE y además vienen con hermosos niet@s.

    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Excelente reflexión Silvina, que gran verdad¡¡.
    Gracias por tu felicitaciones en mi blog Cariños

    ResponderEliminar
  3. Muy hermoso, no se olvidan tus palabras, son alimento para el alma.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy lindo texto. Seguimos en contacto. Besos, José Luis

    ResponderEliminar