viernes, 10 de julio de 2009

Anoche tuve un sueño...



Anoche tuve un sueño.
Soñé que mi cuerpo cansado

al lecho se entregaba,

y entre dormida y despierta

vi un ángel intergaláctico (celestial) llegar a mí.

Mientras muda y tiesa me quedaba

ese ángel me envolvió con su dulce energía

y sus caricias.

De su corazón, llamas ardientes desprendía,

como una hoguera cálida y crepitante.

Con su hipnótico mirar a mi lecho se acercó.

Con dulces y suaves caricias,

manos de satén... y besos de querubín... me acarició!

Desprendió tanto cariño dulzura y amor,

que curó mi dolor.

Con los ojos cerrados permanecí

tuve miedo que un simple movimiento

apartase de mí esa mirada

y ese encantamiento... lejos de mí.

Anoche fui agraciada

con las caricias de un ángel!

Vanderli Medeiros

1 comentario:

  1. Me gusta el cambio en el blog. Hermoso color de fondo!!

    Besos!!!

    ResponderEliminar